Dudas sobre la reducción de pechos

Si te gusta, compártelo!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr

Cuando se trata de cirugía mamaria, por lo general, la gente piensa en el aumento del pecho o cirugía de elevación de senos. Generalmente, la gente no piensa que los pechos excesivamente grandes pueden llegar a ser un problema y que pueden empeorar la calidad de vida para algunas mujeres. Encontré un artículo muy interesante que relaciona la estética con la salud en cuidarsaludfisicamental. Sin embargo, esto ocurre y las mujeres tenemos una opción: la cirugía de reducción de senos.

No todas las mujeres con senos grandes son candidatas para este tipo de cirugía. Aquí están las dudas más frecuentes planteadas a los cirujanos plásticos que realizan este tipo de intervenciones médicas.

Reduccion de senos femeninos

¿Cómo sé si mis pechos son demasiado grandes?

Si no te causan ningún problema de salud tus pechos no son demasiado grandes y no debes preocuparte. Todo depende de la imagen que tienes de ti misma.

No obstante, si los pechos te causan dolor de cuello, de hombro, deformación de la columna vertebral y/u otros problemas de salud, es necesario consultarle a tu médico. Por otro lado, si el tamaño de la copa te crea problemas emocionales o sientes que te supone una limitación para disfrutar del deporte u otras actividades, deberías pedir opinión a un experto.

 

¿Cómo debo prepararme para la operación?

En primer lugar, aunque en un futuro trate este tema en el blog, es necesario hablarlo con tu médico. Es necesario saber todo lo relacionado con el procedimiento y escucharlo de la boca de un experto. Tu médico seguramente te tomará medidas y hablaréis de tus expectativas y de los resultados deseados. Es necesario que alguien te va a lleve y te traiga a la cirugía y que pase la primera noche contigo. Necesitarás gasas, camisas sueltas, y probablemente un sujetador quirúrgico.

 

¿Qué me van a hacer durante la intervención?

Vas a estar bajo anestesia total. Esto significa que no vas a ser consciente de nada durante esta operación. El cirujano hará una incisión alrededor de los pezones y en el medio del pecho. Durante la intervención, se retira el exceso de tejido graso y la piel. Los pezones se colocan correctamente y se hacen los puntos de sutura. Tus senos quedarán vendados y te cambiarán el vendaje regularmente.

 

¿Cuánto dura el último procedimiento?                                        

En la mayoría de los casos, la cirugía de reducción de pecho tiene una duración de tres horas, aproximadamente. Sin embargo, puede durar de dos a cinco horas. Depende de muchos factores. En cuanto a la hospitalización, es probable que tengas que pasar la noche antes de volver a casa.

 

¿Cuánto dura el período de recuperación?

Inmediatamente después de la cirugía, obviamente, sentirás dolor debido a los puntos de sutura y a las heridas que cicatrizan. No podrás ir a trabajar a cualquier lugar entre una y dos semanas. Incluso después de ese periodo evita levantar objetos pesados ​​y otros tipos de actividades que sobrecarguen el tejido que está cicatrizando. Por lo general, suelen quitar los puntos al cabo de dos semanas, pero hay que ir a regularmente a las revisiones.

 

¿Puede existir alguna complicación?

Esta es una cirugía con un riesgo muy bajo. Si sigues todos los consejos de tu médico y no fuerzas innecesariamente las heridas, estarás genial. Tienes que ser consciente de que tus cicatrices serán visibles y probablemente no desaparezcan por completo. Vigila de cerca el tejido alrededor de los pezones, ya que es donde suceden la mayoría de las complicaciones.

 

¿La Seguridad Social cubre la cirugía?

La Seguridad Social únicamente cubre esta operación cuando se trata de una mejora en la calidad de vida de la paciente. Esto significa que tienes que ser capaz de demostrar que es médicamente necesario, por motivos psicológicos o relacionados con la salud física. Sin embargo, la realidad es que los requisitos en la evaluación de cada caso particular varían según la Comunidad Autónoma en la que residas.

Buenos resultados de la reduccion de pecho

No te alarmes si te sientes un poco de bajón o si estás deprimida después de la cirugía. Esa sensación es totalmente normal y sucede mucho. Es posible, y recomendable, que desees compartirlo con tus amigos y tu médico para asegurarte de que todo está yendo por buen camino y que sigue su transcurso normal. Es una buena idea que una amiga o un familiar estén a tu lado a lo largo de todo este procedimiento y recuperación.

Si te gusta, compártelo!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.