Cirugía de cambio de Implantes

Si te gusta, compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr

La cirugía de revisión de implantes mamarios puede incluir la extracción y/o el reemplazo de implantes mamarios. El Dr. Julio Terrén  de la clinicadrterren.com, cirujano plástico experto en segundas cirugías de pecho, realizará un examen preliminar para tratar de establecer cuál ha sido el detonante que ha dado lugar a tus complicaciones y te aconsejará cual es la mejor opción para ti.

Qué esperar durante la cirugía de revisión de implantes mamarios

Durante tu examen inicial de revisión de implantes mamarios, el cirujano determinará la causa de tu problema y te aconsejará sobre cómo proceder.

Si tienes complicaciones por el tejido cicatricial, te puede aconsejar que te sometas a una revisión de implantes, en lugar de una extracción o reemplazo, en la que tu médico cortará el tejido cicatricial circundante, examinará físicamente los implantes y los dejará en su lugar.

Si estás teniendo complicaciones por un posicionamiento inadecuado o por implantes defectuosos, se te puede aconsejar que te los quites y posiblemente se los reemplaces por nuevos implantes.

La revisión del aumento de senos es similar al aumento de senos. La anestesia general se utiliza durante el aumento mamario secundario.

La revisión o retirada de implantes puede requerir menos tiempo que el reemplazo de implantes debido a que hay menos pasos involucrados, pero la mayoría de los aumentos mamarios secundarios llevan menos de una hora para completarse.

La mayoría de las pacientes permanecerán en observación de tres a 24 horas después de la cirugía de revisión de implantes mamarios. Los pacientes estarán en reposo en cama durante dos o tres días después de la cirugía, y pueden volver a trabajar en una o dos semanas. Se debe evitar el ejercicio extenuante y el levantamiento de objetos pesados durante cuatro a seis semanas.

 

Opciones para la revisión de implantes

Las opciones de revisión de implantes mamarios dependerán de las complicaciones que tengas con los implantes. Las complicaciones pueden surgir por el tamaño, la forma, la textura o la posición de los implantes de pecho primarios.

Tu cirujano te aconsejará sobre la mejor manera de proceder con la revisión del aumento mamario. La elección del tipo correcto de implante mamario, la forma y textura adecuadas y la técnica de colocación adecuada son factores importantes para evitar la necesidad de una cirugía de remoción de los implantes mamarios.

 

Implantes de solución salina frente a implantes de silicona

detalle de unas prótesis mamarias.Si no estabas satisfecha con los resultados de tu cirugía de implantes de pecho original, la posibilidad de poder escoger otro tipo de implante siempre te puede ayudar.

Las mujeres que deciden entre los implantes de silicona y los de solución salina, para su cirugía de reemplazo de implantes mamarios,

deben tomar una decisión informada después de considerar los riesgos y beneficios de cada uno y sus propios objetivos estéticos.

Muchas mujeres prefieren los de silicona frente a los implantes salinos porque se ven y se sienten más como sus propios senos naturales.

Los implantes de silicona fueron retirados del mercado en 1992 con el fin de realizar estudios sobre su seguridad.

En 2006, después de revisar una amplia información, la FDA aprobó los implantes fabricados por Allergan Corp. y Mentor Corporation.

Las mujeres que requieren una intervención para el recambio de implantes mamarios después de la ruptura, en el caso de que los mismos sean de silicona, deben someterse a una cirugía para la sustitución lo antes posible, ya que la silicona puede dar lugar a daños de diverso tipo en caso de que llegue a otras partes del cuerpo.

Aún se desconocen los riesgos para la salud asociados con la fuga de silicona. Sin embargo, una vez que la silicona filtrada es absorbida por el cuerpo, viaja a los órganos y los ganglios linfáticos y es imposible de extraer.

Debido a que el gel de silicona se filtra poco a poco, es posible que pueda pasar un largo período de tiempo, hasta que la mujer sea consciente de que algo raro está sucediendo con los implantes y estos cambios den lugar a un cambio en la forma o el tamaño de sus pechos.

Por esta razón, una mujer con prótesis de gel de silicona debe hacerse una resonancia magnética para verificar si hay fugas dentro de los tres años posteriores a la cirugía y posteriormente deberá de repetir la misma cada dos años.

Quitando del riesgo de fuga de silicona, este tipo de implantes mamarios no tiene otros peligros y son por tanto seguros, de forma que y la mayoría de las mujeres que se decantaron por este tipo de prótesis, han quedado satisfechos con los resultados.

Si la paciente se decide para su cirugía de recambio de implantes por unas prótesis de solución salina,  este tipo de implantes se consideran más fáciles de reemplazar, si surge una complicación posterior.

Ninguno de los 2 tipos de implantes dan lugar a un mayor ratio de cirugías de cambio de implantes.

Cuando las prótesis de solución salina sufren una rotura, poseen la ventaja de que dicha solución escapa del implante repentinamente, por lo que queda meridianamente claro que se ha producido una ruptura de la prótesis.

La ruptura de este tipo de prótesis con salida de la solución salina de su interior no produce ningún tipo de riesgo para la salud.

La mayor inconveniencia de los implantes salinos, debido a que se rellenan con una solución salina (agua salada), es que tienden a mostrar más ondulaciones que los implantes de senos de silicona. Esto ocurre con mayor frecuencia en las mujeres delgadas ya que tienen menos tejido mamario que pueda cubrir las prótesis mamarias. Es importante que hables con tu cirujano cuando hayas decidido el tipo de implante que se puede adecuar mejor a tu cirugía de sustitución de prótesis mamarias.

 

Implantes de textura lisa frente a implantes con una textura rugosa

Antes de la cirugía de sustitución de implantes de senos, deberás elegir la textura de la parte exterior de tu nueva prótesis.

Los implantes con textura (o texturizados) fueron diseñados en su origen para prevenir la contractura capsular, aunque no existen pruebas de que se dañen menos debido al tejido cicatricial. Debido a que los implantes texturizados no se mueven dentro del bolsillo de tejido que los rodea, pueden conseguir una forma más anatómicas. Sin embargo, estos implantes son más propensos a arrugarse y deformarse, particularmente en mujeres con poca piel, ya que es más probable que la cápsula empuje el implante. Los implantes con textura suelen ser más difíciles de retirar durante la cirugía de revisión, ya que, debido a su superficie texturizada, suelen adherirse al tejido que los rodea.

Los implantes lisos pueden moverse libremente dentro del bolsillo del pecho ya que suelen tener cápsulas más finas. Los implantes anatómicos en forma de lágrima no se fabrican con carcasas lisas debido a que el movimiento y desplazamiento del implante podría resultar en el plegado de la prótesis. Los implantes lisos se utilizan frecuentemente para sustituir las prótesis texturizadas en los casos en que esta se encuentra combada o arrugada.

 

Prótesis redondas frente a Prótesis con forma de lágrima

imagen de una prótesis mamaria con forma de lágrima.Antes de la revisión, si estás eligiendo una sustitución de las prótesis, deberás decidir que forma quieres para tu nuevo implante. Los implantes redondos producen una mama de aspecto natural para la mayoría de las mujeres, y son, con mucha diferencia la opción preferida. Las mujeres que necesitan una sustitución de prótesis de senso debido a la aparición de arrugas o pliegues en uno de sus implantes texturizados probablemente necesitarán un implante redondo y liso si deciden realizar la sustitución.

Las mujeres que requieren de implantes anatómicos con forma de lágrima son, generalmente, aquellas con muy poca cantidad de tejido mamario, para quienes una prótesis redonda parecería no ser natural.

 

Prótesis mamarias pequeñas frente a Grandes

El tamaño importa, y elegir el tamaño incorrecto la primera vez es a menudo la causa de la revisión o la sustitución de prótesis mamarias. Tu cirujano puede aconsejarte con respecto al tamaño que sería anatómicamente proporcional al resto de tu cuerpo y que es generalmente la mejor opción.

La elección de prótesis mamarias de tamaño más conservadoramente pequeño suele dar lugar a menos complicaciones y menos probabilidades de necesitar una revisión, aunque algunas mujeres pueden optar por someterse a una sustitución de implantes si siguen notando que sus pechos son demasiado pequeños.

La elección de implantes mamarios de gran tamaño crea un mayor riesgo de complicaciones, pudiendo resultar en la necesidad de revisión o sustitución de las prótesis. Algunas mujeres también pueden encontrar que sus nuevos grandes senos causan molestias en sus actividades diarias, o que tienen un aspecto poco natural, lo que también puede causar que se sometan a una segunda intervención.

Si te gusta, compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *