Elevación de pecho

La elevación de senos consiste en reformar, reafirmar y elevar el contorno del pecho femenino mediante una intervención llamada mastopexia. El objetivo de esta intervención quirúrgica es la eliminación de la caída del pecho y de la flacidez del busto femenino.

Esta corrección se consigue, a grandes rasgos, mediante la supresión de los tejidos excedentes del pecho y trasponiendo la areola a una posición más elevada. En definitiva, es un reposicionamiento de los senos femeninos.

Seno elevado

INTERVENCIÓN

La operación suele tener una duración aproximada de 2 ó 3 horas, aunque obviamente depende de la anestesia, la complejidad y cada situación particular.  Además, es común combinar la elevación del pecho con un aumento del mismo. Por lo que si la paciente opta por esta combinación, la intervención será más larga.

Esta intervención está considerada de bajo riesgo, ya que no acostumbran a aparecer complicaciones mientras la paciente siga las directrices del cirujano.

 

POSTOPERATORIO

Generalmente, la intervención requiere de una hospitalización mínima de uno o dos días. Tras la operación es común la sensación de insensibilidad y la aparición de la piel inflamada y algún hematoma.

Como consecuencia de la operación aparecerá alguna cicatriz que dependerá de la técnica aplicada en la incisión, pero con el tiempo va disminuyendo su tamaño. Será necesaria la toma de algún analgésico por el dolor postoperatorio.