Lo que debes saber sobre los pechos tuberosos

Si te gusta, compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr

Si bien casi todas las mujeres y los hombres pueden tener algunas diferencias en el tamaño de sus senos naturales, las personas con pechos o mamas tuberosas pueden experimentar diferencias más significativas.

Los senos tubulares pueden tener una forma alargada, estar demasiado “caídos” o tener pezones muy grandes o sobresalientes con una areola más grande de lo normal (la piel pigmentada alrededor del pezón).

A veces, la condición hace que uno de los senos se deforme, mientras que otras veces, ambos se ven afectados.

Síntomas de los senos tubulares

Los senos pueden venir en todas las formas y tamaños, que generalmente se determina en el momento de la pubertad. Las mamas tubulares pueden ser de cualquier tamaño y tener algunas características generales en común. Éstas incluyen:

  • Tejido de mamas que es cilíndrico en lugar de redondeado. El tejido generalmente tiene la misma forma desde la base del seno hasta el final.
  • Constricción de tejido en la base de la mama.
  • Una apariencia caida del pecho o los senos debido a un pliegue del seno inferior anormalmente elevado (donde el seno se encuentra con el pecho).
  • Hipertrofia de la areola, que es cuando la areola es más grande de lo normal.
  • En ocasiones, solo un seno se ve afectado; una mama tubular puede aparecer sin desarrollar en comparación con la otra mama. En otras personas, ambos senos tienen una forma irregular.

 

¿Cuáles son las causas de los senos tubulares?

Algunos estudios sugieren que los senos tubulares pueden transmitirse genéticamente.

Los médicos Rees y Aston describieron por primera vez los senos tubulares en 1976, pero los investigadores aún no saben con precisión qué causa la afección.

Actualmente, los médicos no han confirmado un vínculo genético entre los senos tubulares. Si el padre de una persona o un pariente cercano tiene senos tubulares, no hay evidencia de que la persona corra un mayor riesgo de desarrollarla.

Sin embargo, un estudio publicado en el Canadian Journal of Plastic Surgery, sugirió un vínculo genético cuando se identificaron senos tuberosos en hermanos gemelos.

El mismo artículo sugiere que los senos tubulares son causados por un exceso de colágeno en la fascia y otros componentes del tejido conectivo dentro de la mama. Esto da como resultado un desarrollo anormal de la glándula que cambia la forma de la mama.

diferenciación de senos tubulares por tipos

Factores de riesgo

Los médicos generalmente no asocian los senos tubulares con ningún otro problema de los senos. Aunque los senos tubulares pueden no causar problemas físicos, pueden tener efectos perjudiciales en la salud mental de una persona.

Las personas que tienen uno o dos pechos de forma anormal pueden desarrollar una gran ansiedad en sus amistades y relaciones amorosas. Una persona puede sentirse incómoda con su ropa y puede temer que otros descubran que tienen senos tubulares.

 

Tratamientos

Se puede recomendar cirugía plástica para corregir la apariencia de los senos tubulares.

Desde 1976, cuando se describieron por primera vez los senos tubulares, los médicos han desarrollado y mejorado las técnicas quirúrgicas para mejorar los senos tubulares.

Debido a que los senos tubulares no amenazan la salud general de una persona, muchas personas no buscan tratamiento médico para la enfermedad.

Sin embargo, hay enfoques disponibles que pueden corregir temporal o permanentemente la apariencia de los senos tubulares.

Por ejemplo, una mujer puede optar por usar un relleno adicional o inserciones en el sujetador para hacer que sus senos parezcan más simétricos. Para una solución más permanente, los cirujanos plásticos pueden realizar procedimientos para corregir la apariencia tubular de los senos.

Los médicos pueden tomar una serie de enfoques para la cirugía correctiva. Una de tales técnicas quirúrgicas incluye:

  • Hacer una incisión desde la parte inferior de la areola hasta la parte posterior del seno.
  • Formando un nuevo pliegue del seno inferior y un colgajo glandular inferior.
  • Insertar un implante en el área de la mama.
  • Cerrando el sitio quirúrgico con suturas.

Algunas veces, un cirujano también corregirá la apariencia de la areola, reduciendo su tamaño.

A menudo, un cirujano puede corregir la apariencia del seno en una cirugía. Sin embargo, si alguien tiene senos que difieren significativamente entre sí, un médico puede recomendar un procedimiento de dos pasos.

En el primer procedimiento, el cirujano colocará un expansor de tejido en el cofre; el segundo procedimiento implica ajustar los implantes.

Cualquier persona que considere la cirugía debe conocer los riesgos involucrados. Los riesgos del procedimiento incluyen sangrado, cicatrices, infección y riesgo de nuevas deformidades.

 

Conclusión

Para algunas personas, los senos tubulares pueden ser una fuente de ansiedad y malestar mental. Aunque las mamas tubulares no son perjudiciales desde el punto de vista de la salud física, un individuo puede desear cirugía para hacer que sus senos parezcan más simétricos.

La corrección de los senos tubulares puede ayudar a una persona a desarrollar su autoestima y disfrutar más de su vida social.

Si te gusta, compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *