Una niña recibe implantes mamarios en su cráneo para salvar su vida

Si te gusta, compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr

Los cirujanos plásticos de la clínica de cirugía estética Plastic-clinic.es, nos traen hoy una curiosa historia sobre la utilización de los implantes mamarios fuera del ámbito de la cirugía estética de senos,  para salvar la vida de una niña.

Una niña de cuatro años apodada ‘Rapunzel’  (fue apodada así por la cantidad de cabello que le creció) debido a la NEVUS después de salirle una marca de nacimiento potencialmente letal  en su cabeza, le tuvieron que realizar varios implantes mamarios en su cabeza para salvar su vida.

Lyah Mc Gregor, de cuatro años, nació con un nevus congénito gigante – también conocido como una gran mancha de nacimiento – que cubre toda de la mitad de su cráneo y que podría llegar a matarla.Los médicos temían que la masa se pudiese convertir en un melanoma y ella podría desarrollar tumores mortales en su cerebro sin ningún síntoma.

El único tratamiento para que Lyah se pudiera salvar era tener unos expansores de piel colocados debajo de la línea del cabello para ser rellenado con un líquido –similar a la cirugía para los implantes mamarios.

Una vez que la piel se ampliara, los cirujanos pueden retirar una parte del nevus y utilizar el exceso de piel sana para coser el cuero cabelludo y unirla.

Lyah, de  Missouri,  EE.UU., ha tenido más de 15 cirugías  y se espera que en  sus últimas operaciones que se llevarán a cabo el próximo año se elimine el 10 por ciento definitivo.

Los padres de la niña la apodaron ‘Rapunzel’ debido a su anormal pelo largo, que fue causado por la enfermedad.

collage2def

El Sr. Mc Gregor dijo: “Mi hija nació con una condición muy rara  de un nevus congénito gigante, que es una gran marca de nacimiento en la mitad posterior de su cuero cabelludo.”

“’Además  nació con una gran mole de cabello.” “Los médicos temían que pudiera convertirse en cancer y desarrollar tumores mortales.”

“Habían dos grandes  hematomas   en la parte posterior del cráneo,  y  una masa de pelo lacio oscuro con mucho espesor.”
Desde los cuatro años de edad, ha tenido varias cirugías con distintos tipos de implantes mamarios en su cabeza para expandir su piel y para que los cirujanos pudieran eliminar la marca de nacimiento.

“Su pelo era demasiado largo y crecía en todas las direcciones, nos quedamos sorprendidos de ver como se extendía tan rápidamente y con esa fuerza”

Pero los cirujanos se vieron obligados a afeitarle sus largos cabellos  para que pudieran llegar a la nevus masiva.

“Los médicos nos dijeron que  trataron  todo para  evitar un  mayor riesgo de melanomas en la superficie exterior de su cabeza ya estos  hubieran podido matarla.”

“La idea de que el cáncer pudiera desarrollarse en su cerebro sin ningún tipo de síntomas nos aterrorizó y sabíamos que teníamos que pasar por la cirugía”
“Ahora  ha sufrido más de 15 cirugías, lo cual es mucho para alguien tan joven.”
“Más del 90 por ciento de los nevus se ha resuelto ahora, pero las áreas restantes son mucho más gruesas”. Ian también nos comentó  que haría todo lo posible para garantizar que su hija tuviera una “vida más feliz y saludable “.

Desde su primera cirugía, a los seis meses de edad, sus padres se dieron cuenta que los expansores utilizados para salvar su vida han llamado mucho la atención.

El noventa por ciento de moles se han eliminado con el exceso de piel injertada sobre ella.

Algunas personas  hacen comentarios crueles como que su hija parecía que había sido “’quemada”.

“Yo no hago caso de la mayoría de los comentarios de la gente ajena al problema pero a veces l duelen  y algunas personas piensan que mi hija había sobrevivido a unas quemaduras.”

“Hubiéramos preferido que la gente sólo  preguntara en lugar de hacer comentarios hirientes o nos señalaran con el dedo. “

“Esperamos que Laylah tenga su última  cirugía el próximo año y que sea capaz de llevar una vida normal sin correr el riesgo de sufrir  tumores cancerosos”. “Decidimos después de su nacimiento que si había algo que pudiéramos hacer para asegurarnos de que nuestra hija pudiera tener una vida más feliz y saludable que lo haríamos.”

“Ahora estamos esperando que el próximo año sea el  último tratamiento que necesite, todo lo que queríamos era asegurarnos de que nuestra hija pudiera tener una  mejor calidad de vida y en eso estamos”.

La familia Mc Gregor está recaudando fondos actualmente después de haber sido forzada a vender su casa debido a las facturas médicas durante su tratamiento.Tienen la esperanza de recaudar dinero para ayudar a cubrir los costes de las cirugías y suministros diarios tales como vendas, jeringas, antibióticos y más. Además, la familia está recaudando dinero para poder completar la cirugía del próximo año.

 

Otro niño de Atlanta se somete a 26 operaciones de implante mamario

Un niño de cuatro años  llamado Dylan  ha recibido implantes mamarios para salvar su vida después de que los padres tuvieran temores de que los lunares que cubren casi todo su cuerpo podrían convertirse en cáncer letal.

Dylan Little, de Atlanta, Georgia, nació con el gigante nevus  melanocítico congénito, una afección rara que afecta a uno de cada 80.000 bebés.

El nevus cubrió el 80 por ciento de su cuerpo. Sus padres Kara y Nikki iniciaron varias cirugías para eliminar los lunares a medida que aumentaban los temores de que las imperfecciones pudieran convertirse en un cáncer mortal.

Como parte de la cirugía, los expansores se colocan bajo la piel y se llenan de solución salina para estirar la piel – similar al proceso utilizado en los implantes mamarios.

Este niño increíblemente valiente, con tal solo cuatro años de edad ha tenido 26 cirugías y cuyo resultado ha sido muy positivo ya que el 50 por ciento de las zonas afectadas se han eliminado.

“Nos aferramos a la esperanza de que los lunares nunca se enciendan y se vuelvan cancerosos, pero él podría desarrollar cáncer en cualquier momento.

“Tiene una cirugía cada tres a seis meses, depende de qué área del cuerpo – si está en la parte inferior de la espalda que esperar seis meses, mientras que tener otra cirugía para trabajar en otras partes” comentó su madre Nikki de 36 años.

Los padres de Dylan crearon una página web  para aceptar donaciones para que el joven pueda ser tratado.

 

 

 

Si te gusta, compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *