Terapias contra el cáncer de Mama.

Si te gusta, compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr

Se ha encontrado en unos estudios realizados recientemente que un fármaco existente para la osteoporosis es eficaz para detener el crecimiento de las células responsables de cáncer de mama, y ​​los investigadores están ahora investigando el potencial de este fármaco como un nuevo tratamiento para mujeres con alto riesgo de padecer esta enfermedady por tanto ser candidatas para cirugia de reconstruccion de senos.

El fármaco, llamado Denosumab, en no mucho tiempo podría ser prescrito, como tratamiento preventivo de cáncer de mama para las mujeres con mutaciones en el gen BRCA1, – lo que dio la famosa Angelina Jolie un riesgo estimado de 87 por ciento, de padecer cáncer de mama en un futuro y un riesgo del 50 por ciento de cáncer de ovario.

En un estado saludable, los genes BRCA1 y BRCA2 producen las proteínas supresoras de tumores, las cuales ayudan a reparar el ADN dañado, y a asegurar la estabilidad del material genético de la célula. No obstante, so estos genes están mutados y no funcionan correctamente – algo que puede ser transmitido por la madre o el padre de una persona – que pueden producir proteínas defectuosas, las cuales serán incapaces de reparar los posibles daños sobre el ADN. Esto puede dar lugar a que las nuevas células en desarrollo, posean más mutaciones originando nuevas células mucho más susceptibles a originar cáncer de la mama y  cáncer de ovario.  “Aproximadamente la mitad de las mujeres que heredan una mutación dañina en BRCA1 o BRCA2 desarrollará cáncer de mama a la edad de 70,” señalan los informes en los estudios efectuados.

Si una mujer al realizarse los test genéticos da positivo para estos tipos de mutaciones, existe una serie de medidas de precaución que puede tomar para mitigar el riesgo de desarrollar cáncer,  o no detectar lo suficientemente rápido para un tratamiento eficaz.

El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos enumera la cirugía profiláctica ( para la reducción del riesgo), y la quimio prevención como los principales medidas de precaución a realizar en el caso de que los test genéticos den positivo. No obstante un nuevo estudio sugiere que podría existir una opción adicional que consiste en la administración del medicamento para la osteoporosis “Denosumab” en forma de pastillas como tratamiento efectivo, para evitar los efectos nocivos de estas mutaciones genéticas y el desarrollo de estos tipos de cáncer.

“Estábamos interesados ​​en la búsqueda de una opción alternativa, de un enfoque no quirúrgico para estas mujeres,” dijo Emma Nolan, del Walter and Eliza Hall Institute of Medical Research in Melbourne.

Nolan y sus colegas analizaron tejido de pecho de una mujer con mutaciones BRCA1 para descubrir un grupo de células que crecieron tan rápidamente, que parecían ser los precursores de cáncer de mama. Dentro de estas células, el equipo encontró una proteína llamada receptor RANK, que indica a las células de los senos cuando crecer, especialmente durante el embarazo y la menstruación. Si esta proteína está desregulada – por ejemplo, en las mujeres con un gen BRCA1 con mal funcionamiento – las células mamarias pueden empezar a dividirse y multiplicarse sin control, lo que resulta en el cáncer de mama.

Este descubrimiento, publicado por el equipo a principios de este año, fue emocionante en sí mismo, ya que dio a los científicos un objetivo claro, sencillo en el que poner a prueba nuevos tratamientos. Aún más interesante fue el hecho de que la proteína del receptor RANK ya fue blanco de Denosumab para combatir la debilidad ósea en pacientes con osteoporosis, o en pacientes donde el cáncer de mama se ha extendido a los huesos.

Cuando el equipo de prueba administro Denosumab en ratones modificados con el cáncer de mama desarrollado y en células de cáncer de mama humanas aisladas, se encontró que prevenía y/o retrasaba el desarrollo de los tumores.

“Estamos muy emocionados por estos resultados, ya que significa que hemos encontrado una estrategia que podría ser útil para prevenir el cáncer de mama en mujeres de muy alto riesgo, en particular los portadores de la mutación BRCA1”, dijo un miembro del equipo.

El equipo mantiene cierta cautela sobre los resultados, los cuales ya han sido publicados en la revista Nature Medicine, porque hasta que se replican en los seres humanos vivos, reales – en lugar de los ratones aislados o tejido mamario – no son nada más que una prueba o requisito por el que hay que pasar. Un estudio clínico de envergadura con pacientes humanos ya está en marcha con los voluntarios en situación de riesgo, y se espera que pueda concluirse en el plazo de unos dos años.

Otro grupo de trabajo con sede en Londres, remitió informes a principios de este año, en los que se mostraba ,que lograron reducir los tumores de cáncer de mama en sólo 11 días usando la terapia de combinación de fármacos y un tratamiento de nano bolas de silicio, con hasta una tasa de curación del 50 por ciento de los ratones con cáncer de mama. Esperemos que los ensayos clínicos que se están realizando en la actualidad con estas terapias, confirmen las noticias positivas encontradas en estos estudios.

Si te gusta, compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *